Nintendo SwitchPCPlataformasPS4ReviewsVideojuegosXbox One

[REVIEW] WARPARTY PARA NINTENDO SWITCH

En la época en la que nuestros antepasados dibujaban en las cuevas y yo escribía artículos frecuentemente, los juegos de estrategia a tiempo real (a partir de ahora RTS) dominaban el mercado de videojuegos. El rigor histórico es mi punto fuerte, todo lo que he aprendido es gracias a Warparty. Porque humanos, dinosaurios y druidas convivieron juntos, ¿verdad?

Los videojuegos son una herramienta imaginativa, así que agradezco que Crazy Monkey Studios se lo haya tomado al pie de la letra. Como ya dije en su momento, no hace falta ser fiel a nada para que surja un buen producto. Y Warparty es una muestra de ello.

Peli o Manta. Warparty. Historia

Sentirse 15 años más joven

Aunque la estrategia es uno de los conceptos más maravillosos de los videojuegos, este género nunca me fue demasiado llamativo. He de confesar que mi primer RTS fue El Señor de los Anillos: La batalla por la Tierra Media, de 2004, y no fue un mal comienzo. Pero hubiese preferido empezar con los míticos Age of Empires o Starcraft.

Estos últimos, aunque parecidos en el género, tienen una jugabilidad bien distinta. El primero de ellos se basa en partidas largas de hasta 1 y 2 horas de duración. El segundo tiene una jugabilidad mucho más agresiva. Y este es uno de los aspectos que comparte con Warparty y que es esencial para entender sus mecánicas.

Peli o Manta. Warparty. Pelea aldea

El juego de Crazy Monkey Studios premia que ataquemos con rapidez para conquistar cuanto antes los santuarios esparcidos por el mapa. Estos nos proporcionan poder GO’n, una magia oculta que nos permite ejecutar hechizos. Con estos invocamos espíritus o fortalecemos unidades, entre otras opciones.

Este mismo poder es el gran anhelado por las tres facciones que envuelven el mundo de Warparty: Los Wildlanders, los Vithara y los Necromas. Cada tribu tiene un propósito que conseguir a través del GO’n. Nuestro objetivo es el de que una de ellas logre alzarse por encima de las demás.

Peli o Manta. Warparty. Druida

Mundo desolado

Cada tribu goza de una característica y objetivos únicos: Los Wildlanders son especialistas en la construcción y propagación del terreno, mientras que los Vitharas harán de los dinosaurios (son neutrales) sus aliados y los Necromas hará de sus enemigos sus aliados… una vez muertos.

Como podéis comprobar, cada facción tiene un ejercito relacionado con el objetivo que quiere lograr cada uno: Wildlanders la convivencia, los Vitharas la naturaleza y los Necromas la destrucción absoluta. Una decisión muy acertada por parte de la desarrolladora.

Peli o Manta. Warparty. Pelea

Por otro lado, el gameplay no favorece esta decisión, ya que las tres facciones se parecen demasiado. El ejercito es prácticamente igual entre las tres. No hay una gran diferencia entre jugar con los Necromas y los Vithara más allá de ciertos atributos. Así pues, echamos en falta algo de variedad en su jugabilidad. Y más aún en un juego tan agresivo como Warparty.

En este mismo punto también entran los héroes. No sentimos que ofrezcan ese poderío que reflejan en la mayoría de RTS. Son débiles y no ofrecen ese giro en la batalla típico del género al llegar a la batalla.

Peli o Manta. Warparty. Creando ejercito

Además, aunque la historia tiene un interés claro en crear su propio mundo, la realidad te golpea al jugar cada campaña. Todas se basan en atacar y evitar que las otras facciones se interpongan en tu camino. Aunque sí hay que agradecer el hecho de que cada una tiene sus objetivos y restricciones.

Peli o Manta. Warparty. Elementales

Mezcla de épocas

Visualmente no es demasiado atractivo. Gran parte de esta culpa es su HUD, el cual es complejo y, en ocasiones, innecesario. En los RTS es tan importante la información como la forma en la que esta se estructura. Warparty erra en ello y te satura de información poco relevante. En el caso de Nintendo Switch, la versión que hemos jugado, en el modo portátil es hasta molesto jugar en una pantalla tan pequeña.

Además, faltan comandos para la selección y creación de pequeños grupos para explorar o efectuar tu plan. En las misiones en las que debes controlar zonas o lugares, la estrategia se complica. Es una lástima que no se haga uso de la pantalla táctil, lo cual hubiera suplido parte de estos defectos.

Una mezcla sencilla – Warparty

Warparty es un RTS muy accesible para los que quieren iniciarse en el género, pero los más veteranos encontraran una fórmula demasiado sencilla y sin riesgo. Puede satisfacer a cualquier amante de los RTS porque su fórmula es sólida y cumple con lo que esperamos, pero escasean las novedades.

La opinión de Kong. Peli o Manta

Te golpearás el pecho con:

  • Volver a jugar a un RTS.
  • Su accesibilidad para nuevos jugadores.

Te golpearás la cabeza con:

  • Sus menús.
  • Su sencillez si eres veterano del género.
  • La poca variedad entre facciones.
Bananas. Peli o Manta. 3 videojuegos

Review de una versión de Nintendo Switch. En PC tiene notas muy altas por parte de los usuarios de Steam.

¿Quieres más reviews de los últimos juegos? Pues si tienes el día ninja, tienes tanto Sekiro: Shadows Die Twice, como el indie The Messenger. Y si te va el derrotar rivales ya sea desde cornisas o espada en mano, te interesa Devil May Cry 5.

Vota esta entrada
Etiquetas
Ver más

Rubén Vázquez

Hace muchos años veía a mi hermano jugar. Hace algunos fui yo el que empezó a jugar y a ver películas. Ahora juego mucho, veo películas y viajo poco. Todo es cuestión de equilibrio.

Artículos relacionados

Close