CineCríticas

[CRÍTICA] DESTROYER

Este 22 de febrero se estrena Destroyer, un drama policial dirigido por Karyn Kusama sobre la culpa, los remordimientos y el camino a la autodestrucción.

El argumento de Destroyer

Erin Bell (Nicole Kidman) es una policia de Los Ángeles que tras recibir un misterioso paquete se ve arrastrada a reabrir uno de los casos de su juventud, en el que estuvo inflitrada junto a su compañero Chris (Sebastian Stan) en una banda de criminales.

A partir de aquí Destroyer nos narrará una desgarradora caída en picado combinando dos líneas temporales. Revelándonos con precisión la información en el momento justo y planteando nuevas preguntas, mientras estamos cada vez más intrigados por saber qué pasó.

La película juega con el espectador hasta el final. Un final que, igual que en el anterior trabajo de Kusama, The Invitation, es uno de los puntos fuertes de la cinta.

Una gran actuación

El inicio es directo e impactante, en gran parte gracias a la presentación de la protagonista. Y es que Nichole Kidman se aleja de su registro habitual para ofrecernos una mujer absolutamente destruida y dura. Muy dura.

Destroyer. Peli o Manta. Nicole Kidman 2

Y es que, aunque el departamento de maquillaje y peluquería ha realizado un trabajo espectacular, tanto con la caracterización de la Erin del presente, como con la del pasado, no hay que dejar de alabar la increíble actuación de Kidman.

Destroyer. Peli o Manta. Nicole Kidman 3

Tanto su voz, ronca, oscura y desgarrada, como los movimientos del personaje, bastos, rudos, decididos, hacen que nos olvidemos por completo de que estamos viendo a la actriz de Moulin Rouge.

Además, los continuos saltos entre el pasado y el presente nos permiten ver la evidente evolución de Erin. Y la actriz consigue, con una coherencia pasmosa, interpretarla en esos dos momentos tan diferentes de su vida sin que tengamos la sensación de que son dos personajes distintos.

Destroyer. Peli o Manta. Nicole Kidman 4

Una mujer autodestruída

Destroyer no tiene pudor en mostrar los momentos más bajos, rastreros y desagradables del personaje. Y aún así consigue que empaticemos, o que al menos seamos capaces de entender su dolor.

Y de postre, rompe algunos estereotipos relacionados con los personajes femeninos y con las relaciones madre/hija. Cosa que nunca está de más.

Al final, nos encontramos ante un drama, en el sentido más estricto de la palabra. Un drama que nos mantiene intrigados hasta el final y nos ofrece su dosis de acción y tiroteos.

La opinión de Kong. Peli o Manta

Te golpearás el pecho con…

– Nicole Kidman en todo su esplendor.

– La construcción de la intriga.

– Las persecuciones y escenas de acción, emocionantes sin excesos.

Te golpearás la cabeza…

– Si no toleras bien el drama en demasía.

– Con la escena del «trabajito manual».

Y si después de verla seguís con ganas de más cine y más críticas, no os perdáis nuestra reseña de White Boy Rick. Por cierto, visteis que han confirmado para este año la seguda temporada de Big Little Lies, ¿verdad?

Scarlew Harzac

Actriz de doblaje y eterna estudiante de cine. Adicta a las listas de películas e incapaz de terminar ninguna. Entusiasta profesional y hater de la presuntuosidad. Pocas cosas me molestan más que una mala traducción. Estado permanente: acabando mi guión.

Deja una respuesta

Artículos relacionados

Puedes ver también...
Cerrar
Botón volver arriba