CineCríticas

[CRÍTICA] BOI

El viernes se estrena Boi, un thriller cómico contemplativo de Jorge M. Fontana, protagonizado por Bernat Quintana. La película exprime hasta la última gota todos los medios de los que dispone, consiguiendo una película con aires independientes pero factura comercial.

También tenéis el tráiler largo

Una espera inquieta

Boi empieza con Boi (Bernat Quintana) llegando tarde a su primer trabajo como chófer. Pero esta no es la fuente de su inquietud: espera noticias de su novia, Anna (Miranda Gas), de quien hace días que no sabe nada.

La película cuenta la historia de este chófer llevando de un sitio a otro a sus dos clientes chinos, Michael (Andrew Lua) y Gordon (Adrian Pang), exigentes hombres de negocios que poco a poco le piden más de lo que estipula su trabajo.

Entre viaje y viaje, Boi tiene tiempo para abstraerse en sus preocupaciones, imaginar escenarios extraños y, sobre todo, impacientarse aún más por la ausencia de Anna. Estas esperas, estos interludios en los que aprendemos todo sobre Boi, son cine independiente puro. El cine underground que necesita de planos largos y contemplativos para llenar hora y media.

Pero en esta película no nacen de una necesidad, sino de una elección. Porque estas esperas son el alma de la película.

Una situación absurda

Y entre respiro y respiro, somos testigos de cómo Boi hace lo que puede por seguir el ritmo de los hombres de negocios. Al principio no tienen demandas extravagantes, tan solo rígidamente exigentes.

Pero la situación escala poco a poco hacia el absurdo, revelando que la historia que Boi protagoniza no es más que un aspecto secundario en un thriller, del cual Jorge M. Fontana nos impide saber más de lo que sabe Boi.

Debido a lo que asumimos que es un presupuesto mínimo, las secuencias que más se acercan al thriller tradicional están resueltas con mucho más que eficacia. Consiguen la apariencia de que no se eligió ese plano por necesidad, sino por creatividad.

La sutil autodestrucción de Boi

Pero no todo son rositas, por supuesto.

Boi está limitada por sus personajes protagonistas, todos ellos hombres. La frescura que supone esta película para el panorama independiente español tropieza en la misma piedra de siempre: la incapacidad de escribir personajes femeninos más allá de su relación con el protagonista y sin un solo ápice de agencia.

Tan solo hay tres personajes femeninos: la tía de Boi, la novia de Boi, y la amiga de la novia de Boi. Y podemos desechar a Claudia, la amiga de la novia, porque tan solo interviene en una escena y tiene dos líneas de diálogo.

Boi. Peli o Manta. Anna

Tanto Anna, su novia, como su tía, que no tiene nombre, existen únicamente para dar propósito, razón de ser y motivos para la melancolía a Boi. Apenas están construidas, y ni siquiera son necesarias para la trama.

Es decir, el único motivo por el que Anna está en la película es para darle un motivo a Boi por el que caer en una sutil espiral de autodestrucción. Y su tía, en fin, no es más que un obstáculo que no es capaz de superar.

Da rabia que esta película que ha construido una película contemplativa y casi cómica alrededor de un thriller que nos importa más bien poco, caiga en un defecto tan habitual como este. Y da rabia por el hecho de que, a efectos prácticos, no hay mujeres en esta película; y porque esto impide que la sensación de refinamiento estilístico sea completa. Al final, no es más que otra película hecha por hombres, incapaz de escribir mujeres.

La opinión de Kong. Peli o Manta

Te golpearás el pecho:

  • Con la mezcla de thriller, comedia, y drama contemplativo.
  • Al ver su ritmo.

Te golpearás la cabeza:

  • Con que no haya personajes femeninos.
  • Si esperas algo más que una película independiente.

EL VEREDICTO

Bananas. Peli o Manta. 3.5 cine

Te traemos dos estrenos para este viernes. También ¿Qué te juegas?, el primer largometraje de Inés de León. ¿Qué vas a ver tú?

Etiquetas
Ver más

Miguel Corona

Intento de cineasta, guionista en potencia. A veces tengo opiniones sobre las películas, otras veces solo sentimientos por ellas. Fundamentalmente inofensivo.

Artículos relacionados

Close