CineCríticas

[CRÍTICA] LITTLE MONSTERS

Little Monsters se estrena, covid mediante, el 14 de agosto en nuestros cines. Esta comedia de zombies, dirigida por Abe Forsythe, te hará pensar en tu propio confinamiento, pero sobre todo en el de toda esa gente con hijos.

Podéis ver el traíler doblado aquí.

Los primeros diez minutos

El primer puñado de escenas deja claras dos cosas: Little Monsters no es una película estadounidense y esto no es una película para niños. Si ves la película en VOSE, de lo primero te das cuenta al minuto: ese acento no es americano. De lo segundo, en el montaje de créditos inicial también queda claro con el uso excesivo de tacos e imágenes onanistas.

En caso de que la veáis doblada, quizá tardéis más en daros cuenta de que Little Monsters no es estadounidense, pero hacedme caso: os daréis cuenta. Aunque sea por cómo la película trata al ejército estadounidense.

Peli o manta. Little Monsters. Lupita Nyong'o

La historia la hemos visto mil veces, un hombre (blanco, hetero) gilipollas que todavía no ha madurado aprende a ser un poco menos gilipollas porque madura. En este caso, Dave (Alexander England) es un cruce entre Shaun de Zombies Party y Dewey de School of Rock. Un músico sin éxito y sin carisma al que le ha dejado su novia.

La inocencia como el corazón de Little Monsters

Por lo demás, Little Monsters es una comedia de zombies graciosa que flirtea con la irreverencia y la soez, pero que nunca se entrega a ellas. También es una historia de maduración a través de un forzado confinamiento… por si esto nos suena de algo.

Dave, queriendo ligar con la profesora de su sobrino, se ofrece a ir de acompañante en una excursión a un zoo. Y los zombies se escapan de una base militar estadounidense.

Peli o manta. Little Monsters. Lupita y Alexander

La profesora, Aubrey (Lupita Nyong’o), es muy buena en su trabajo. Controla a los niños (en el buen sentido), actúa con reflejos felinos y tiene un instinto de supervivencia feroz, y todo esto sin perder la sonrisa de cara a sus alumnos. Y consigue atrincherarse con la niñería en la tienda de regalos del zoo.

En cuanto el infierno se desata, todas sus fuerzan están dirigidas a mantener vivos tanto a los niños, como su inocencia. Y así, Little Monsters juega con esa noción ideal de la infancia para desviar la violencia fuera de la vista de los niños, sino evitarla del todo.

E, irónicamente, es a través de esa inocencia como el protagonista es capaz de crecer y madurar.

Como contrapartida a Aubrey, tenemos a Teddy McGiggle (Josh Gad), una estrella de televisión (para niños) que tiene la mala pata de estar de gira por Australia. A pesar de tener roles similares en las vidas de los niños, no le podrían importar menos.

Tay-Tay casi convierte la película en un musical

Peli o manta. Little Monsters. Josh Gad

Y hasta ahí puedo leer sin entrar en terreno de sopilers.

Me arriesgaría a decir que un 35% de la película consiste en Lupita Nyong’o, Alexander England y Josh Gad cantando. Con ukelele como arma (y el mejor chiste de la película, hacia el final), Nyong’o es el alma de la película.

Aunque es la primera en los créditos, en realidad aquí hace de interés romántico y catalizador de la maduración del protagonista. Eso no significa que no robe la película. Ella y su vestido amarillo iluminan la película, contrarrestando el vacío carismático que es Alexander England (lo cual le viene muy bien al personaje) y la presencia histriónica de Josh Gad.

Así, con Shake it off como himno de supervivencia y, sobre todo, distracción, la pareja protagonista intenta que los niños salgan sanos y salvos, en mente, cuerpo y alma.

Si queréis saber si lo consiguen, podéis ir a ver la película.

Te golpearás el pecho con…

  • Lupita Nyong’o cantando a Taylor Swift, arriesgando su vida por un grupo de niños y siendo fantásica en general.
  • El esfuerzo de los protagonistas por proteger la infancia de los niños.

Te golpearás la cabeza con…

  • Por supuesto, el ejército americano está metido en el ajo. Para variar.
  • El pelo de Lupita Nyong’o, un crimen contra la humanidad.

EL VEREDICTO

Bananas. Peli o Manta. 3.5 cine
Etiquetas
Ver más

Miguel Corona

Intento de cineasta, guionista en potencia. A veces tengo opiniones sobre las películas, otras veces solo sentimientos por ellas. Fundamentalmente inofensivo.

Artículos relacionados

Close